domingo, 28 de octubre de 2012

Félix Vallotton grabador

Félix Vallotton (Lausanne 1865 - Paris 1925)
Tengo  con este pintor-grabador suizo un par de cosas en común que quizás me lo han hecho siempre algo más entrañable: los dos nacimos casi en el mismo sitio,  los dos estudiamos latín y griego, bueno, y a ambos nos gusta el dibujo y la pintura. Yo me dediqué al latín y el griego por suerte para las bellas artes, y Félix Valloton se dedicó a la pintura y el grabado, por suerte para nosotros.
Este artista, adscrito normalmente al grupo de los nabis, en la ilustre compañía de Bonnard, pasó el testigo de los hallazgos y las innovaciones de los post-impresionistas como Van Gogh a las siguientes generaciones, aportando su propia sensibilidad. La obra de Vallotton hoy en día no goza de toda la fama que creo que merece, pues aporta un universo plástico muy particular, siempre sorprendente y a menudo desasosegante, tanto en sus numerosos retratos, como en sus paisajes o en los interesantísimos bodegones. Es una pena, quizás la historia del arte en uno de eso virajes y redescubrimientos que hace de vez en cuando lo rescate del semiolvido en el que yace.
Lo que me interesaba de él en esta ocasión es su faceta de grabador: además de su obra pictórica, Félix Vallotton trabajó mucho para los periódicos y para las editoriales de su tiempo y esa fue una de las actividades más constantes y que le proporcionó un sustento seguro para poder vivir del arte.
Recuerdo todavía cuando en las páginas del ABC las columnas de opinión iban precedidas del retrato del autor en un grabado, eso ha venido durando hasta hace muy poco. Ese es el tipo de cosas que hacía Vallotton, y en ese medio humilde demuestra un talento muy interesante, ya que para un periódico o para la ilustración de un libro no se puede poner uno a hacer retratos psicológicos; más bien tiene que simplifcar al máximo, acercarse casi a la caricatura.
Me encantan algunos semblantes de esta galería, como el retrato del reaccionario Joseph de Maistre, los de Verlaine o el de mi muy estimado Villiers d l'Isle, o el de Alexandre Dumas, el perfil de romano antiguo que le hace a Paul Claudel, la cara de tonto que le pone a Rimbaud, el aspecto de malhechor de Lautréamont o de mal tipo de Huysmans... algunos parecen incluso personajes de Tintin.
Muchos de estos retratos de hicieron para un libro de crítica literaria que publicó Rémy de Gourmont llamado "Livre des Masques" que es todo un manifiesto de la poesía simbolista francesa, por eso el gran peso de los poetas simbolistas en el total de retratos. Espero que os guste.






















  

Los retratados, yendo desde arriba hacia abajo y de izquierda a derecha son los siguientes: Alfred Douglas, Stefan Stambolov, William Morris, Louis Coujarod, Paul Verlaine 1, Paul Verlaine 2, Joseph de Maistre, Arthur Schopenhauer, Henri d'Artois, Jozef Hoenewroski, Arthur Rimbaud, Max Elskamp, George Eekhoud, Eugéne Varlin, Multatuli, Joseph Vinoy, Gaston Moch, Léon Pourtau, Hippolyte Taine, Albert Samain, Robert de Montesquiou, Francis Viel Griffin, Gustave Kahn, Jehan Rictus, Saint Pol Roux, Jules Laforge, Laurent Tailhade, Comte de Lautréamont, Ephraim Mikhael, Léon Blum, Alfred Jarry, Henri de Regnier, André Ferdinand Herold, André Fontainas, André Gide, comte Auguste Villiers de l'Isle-Adam, Edouard Dujardin, Félix Féneon, Henri Bataille,  Karl Huysmans, Jules Rénard, Marcel Boulenger, Paul Adam, Paul Claudel, Rachilde, Stendhal, Victor Charbonnel, Henry David Thoreau, Jean Moréas, Pierre Louïs, Joâo de Deus, Alexandre Dumas, Bakunin, los hermanos Goncourt, y un autorretrato del autor.