jueves, 14 de febrero de 2013

Roman Vishniac



"Roman Vishniac (1897–1990) nace en San Petersburgo y se cría en Moscú. Desde joven se siente fascinado por la fotografía y  los microscopios. Este interés incipiente lo desarrollará en su obra a lo largo de toda su vida como un innovador fotógrafo microscópico y de ciencia. Sin embargo, su mayor legado fotográfico fue principalmente la documentación que hizo de las comunidades judías de la Europa Oriental al filo de la segunda guerra mundial.

En 1920, Vishniac emigra a Berlín. Allí se casa con su primera esposa Luta, con quien tuvo dos hijos,Wolf y Mara. En 1935, Vishniac es comisionado por el American Jewish Joint Distribution Committee (JDC), una organización judía de ayuda humanitaria a los judíos pobres de todo el mundo [1], a Europa Central para fotografiar a las comunidades judías en la Europa del Este, como parte de una campaña de recaudación de fondos para ayudar a estas comunidades pobres. Después de este viaje inicial, regresa a Berlín, donde con la ayuda de su hija, revelaba sus fotografías en un cuarto oscuro en su apartamento, secándolas en la sala de estar de su piso. Entre 1935 y 1938, a instancias de la JDC, viaja varias veces más al Este en expediciones fotográficas, llevando consigo dos cámaras, un Rolleiflex y una Leica.

Como la vida de los judíos se hizo cada vez más difícil en la Alemania de la década de los 30, tanto el destino de la familia de Vishniac, como los preciosos negativos de Roman estuvieron pendientes de un hilo. Vishniac confía sus negativos a un amigo, Walter Bierer, quien promete intentar sacarlos fuera de Europa. En los mismos días que se realiza este intercambio, Vishniac es detenido en París e internado en Ruchard Du Camp, un campo de detención cerca de Gurs.

Mientras tanto, Luta lucha para obtener un visado para Estados Unidos y una declaración jurada de apoyo de un ciudadano americano, que contribuirá a garantizar la liberación de Vishniac. Por último, a finales de noviembre de 1940, después de todo el trabajo de Luta, obtiene el visado y Vishniac es liberado. La familia se reúne en Lisboa, donde esperan el paso a los Estados Unidos y la seguridad. Llegan a América en enero de 1941.

La suerte de los negativos de Roman es más complicada. Walter Bierer se los llevó consigo a Cuba, donde estuvo internado durante seis meses. Cuando finalmente obtuvo un visado americano y llegó a Miami, los negativos fueron confiscados por los agentes de aduanas de Estados Unidos, aunque más tarde fueron devueltos a Vishniac en Nueva York.

En Nueva York, Vishniac intentó exponer sus imágenes de los empobrecidos judíos de la Europa Oriental al borde de la destrucción. En 1943, organizó una pequeña muestra en el Colegio de profesores de la Universidad de Columbia y escribió una carta a Eleanor Roosevelt invitándola a visitar la exposición. En este tiempo también trabajó como retratista para mantener a su familia, fotografía retratos de conocidas  figuras judías, como Marc Chagall y Albert Einstein. En las próximas décadas, imparte clases y da múltiples conferencias, y sus microfotografías e imágenes de ciencia aparecen en las principales revistas, como LIFE. Roman Vishniac muere en los EEUU en 1990."[2]

Cuando contemplo los rostros de estos niños no puedo evitar preguntarme ¿éstos eran los peligrosos judíos cuya conspiración universal amenazaba al mundo civilizado? ¿cómo se pudo llegar a perpetrar semejante crimen?. Del mismo modo, cuando en nuestros días se le niega el pan y la sal al Estado de Israel, me pregunto ¿ de todos los pueblos y naciones, acaso los judíos deberán ser los únicos en no tener el derecho a una patria? Este es mi humilde homenaje a todos esos seres humanos exterminados ante la indiferencia de toda la Europa civilizada. Nunca más.
[2] El texto anterior es traducción de la biografía que aparece en inglés en la página del International Center of Photography dedicada al legado de  Roman Vishniac, página que merece por muchos motivos ser visitada para tener una más amplia comprensión de la obra de este artista. http://vishniac.icp.org/

[1] Del mismo modo merece la pena visitarse la página del American Jewish joint distribution Comitee (JDC) para entender los objetivos y la acción de esta ONG: http://www.jdc.org/






Niños de la escuela elemental, Cárpatos de Rutenia, 1935-38





 Empieza el estudio del Talmud, Tirnovo, Eslovaquia, 1935-38





Estudiantes del Talmud, Tirnovo, Eslovaquia, 1935-38





Escuela elemental en Uzhgorod, Cárpatos de Rutenia, 1935-38





Maestro en un Chedr (escuela religiosa judía) aldea en Carpathenia, Rusia, 1938





Segundo día en el parvulario, Mukachevo, Ucrania, 1938 





Niño con tirabuzones, 1935-38






Selma con una botella de leche y un tazón de sopa de la tienda, Lodz, Polonia, 1938





Niño con dolor de muelas, Lodz, Polonia, 1935-38





Sara tuvo que quedarse en cama todo el invierno porque se acabó la calefacción,Varsovia, 1935-38





Muchacho con astillas en el sótano, calle Krochmalna, Varsovia, 1935-38





Varsovia, 1937





Tuvo que quedarse dentro  en invierno, no hubo dinero para zapatos, Uzhgorod, 1935-38

  



Niñas, 1935-38





 Niñas jugando, 19¿?





Sin título, 19¿?






El primer día de escuela, Mukachevo, 1935-38





 Jeffrey Gusky,"Vidrios rotos",Wielkie, Oczy, 2001.




1 comentario:

  1. Creo que el avance científico de los últimos años le lleva mucha ventaja al cultural, y, en consecuencia, carecemos de la suficiente tolerancia como para dejar de considerar "religión", oficial o personal, a lo que concuerda con nuestra ideología, e "idolatría" a las creencias que nos son ajenas.

    ResponderEliminar