lunes, 14 de octubre de 2013

Mary Delany, "Mrs Scissorhands"

La vida a veces también puede empezar a los 71 años, al menos la vida artística. No dejo de pensar en cómo esta dama inglesa, a la edad en que muchas personas se consideran llegadas al término de sus días, tras quedar viuda inconsolable de su amado esposo, el Reverendo Delany, comenzó a componer estos collages tan exactos, tan bellos, tan delicados, con sus tijeritas, sus papeles de colores y su inmenso amor por las plantas, la jardinería y la botánica, y cómo fue pacientemente recortando, recortando hasta dejar una colección de diez volúmenes de cuadernos, conteniendo 1700 collages de flores de papel.

Retrocedamos un poco ¿Quién fue esta señora? Mary Delany (de nacimiento Grandville) nació en 1700 en una familia aristocrática partidaria de los Estuardo, que con la llegada de la dinastía Hannover quedó un tanto descolocada y empobrecida. A los 17 años la casan con Mr Alexander Pendraves, de 60 años. Este ilustre, y rico, miembro del Parlamento era, entre otras cosas, un gran aficionado a la botella, que al menos tuvo el galante gesto de dejar viuda a su infeliz esposa a los 21. En aquellos tiempos las viudas disponían de una libertad de movimientos que las solteras no tenían. Mary Pendraves era libre, pero volvía a ser pobre. Su marido no había tenido la precaución de cambiar su testamento y dejó a su viuda ligera de equipaje. 

No se amedrentó por ello esta dama, que, instalada en Londres, entabló amistad con figuras de las artes y las letras del momento como Haendel y Jonathan Swift. A través de su amigo el escritor conocerá a su segundo marido, un clérigo anglicano irlandés, con quien vivirá un largo y feliz matrimonio. La pareja se compenetra en su común amor por la horticultura y la jardinería. En 1768, después de 25 años de matrimonio, vuelve a enviudar.

Comienza, para distraer su dolor, y su aburrimiento, a pasar temporadas en Bulstrode, en el Buckinghamshire, con su amiga Margaret, condesa viuda de Portland. Allí es donde se aficiona poco a poco a hacer collages de papel y va entablando relación con algunos estudiosos de la botánica, como Joseph Banks y Daniel Solander. La botánica hace furor, Linneus es un éxito de ventas, por esos años se crean los Reales Jardines Botánicos de Kew, una maravilla que todo amante de las plantas debe visitar.

En su vejez va a conocer la celebridad Mary Delany, pues su arte pronto sobresale y mucha gente le enviaba ejemplares de flores para que las "retratara" a su peculiar manera, hasta tal punto puso de moda esta afición que frecuentaba al rey Jorge III y su esposa Charlotte y se dedicaban todos juntos a recortar y hacer decoupage

De hecho sus reales amigos le concedieron una no desdeñable pensión, de manera que pudo dedicarse, ya sin inquietudes económicas, a componer sus mosaicos, como ella los llamaba, hasta la edad de 88 años,  cuando la vista le falló, y la vida, pues murió ese mismo año de 1788, habiendo dejado a la posteridad una obra singularísima, que hoy se conserva en el British Museum. 

Me parece una auténtica heroína esta Mary Manostijeras, armada, además de con sus herramientas, de un talento, un amor y una delicadeza conmovedores. Que Vds. lo disfruten.




Amygdalus Persica

Ipomea Coccinea

Mimosa Arborea

Gloriosa Superba

Pancratium Maritimum

Impatiens Noli Tangere

Rosa Gallica

Gardenia Florida

Selinum Palustre

Scorzonera Picroides

Primula Polyanthus Elatior

Punica Granatum

Lilium Canadense

Vicia Sylvatica

Agrostemma Githago

Mesembriathemum, Aureum Solandri

Carduus Nutans

Aeschelus Hippocastanum

Alcea Rosea

Dianthus Caryophylus

Convolvulus Arvensis

Ranunculus Asiaticus

Papaver Somniferum

Fragaria Vesca

Pyrus Malus

Physalis

Rosa Alpina (Halifax)

Crinum Asiaticum

Viburnum Opulus

Magnolia Grandiflora

Tulipa Silvestris

Iris Squalens


A mi querida amiga y gran naturalista, Mari Luz, por su cumple.

12 comentarios:

  1. Maravillosa la historia, el personaje y su creación. no lo conocía pero tiene una simpleza llena de belleza, sencillez, elegancia y naturalidad, que me ha encantado. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Desde luego que los he disfrutado. Todos y cada uno de ellos. Son delicados y sencillos. Todos sobre fondo oscuro y resaltando la forma y el color de la planta. ¡¡¡Preciosos!!!
    Me recuerdan los manuales antiguos de plantas.
    Gracias por compartir la vida y obra de esta artista.
    Un abrazo desde El Terrao.
    :)

    ResponderEliminar
  3. Preciosa historia y Maravillosos sus "mosaicos" de flores...realmente preciosos

    ResponderEliminar
  4. Hermosa publicación. Muchas gracias por la historia y las imágenes.

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias a todos los que os habéis molestado en comentar. Me alegro de que os haya gustado, la verdad es que yo no conocía hasta hace muy poco a esta autora y me ha emocionado el descubrimiento, me parece una obra de una delicadeza y una exquisitez maravillosas

    ResponderEliminar
  6. Deliciosa la historia y hermosísimas las composiciones "pictóricas", una joya.
    Se agradecen tus entradas tan documentadas y pedagógicas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gabriel, me alegro de que te haya gustado, procuro que la obra vaya acompañada de una mínima referencia que sirva de contexto para poder entenderla o disfrutarla adecuadamente. Un abrazo

      Eliminar
  7. Oh, una meravella. Com ho aconseguia amb tanta bellesa i tanta perfecció? Preciós.
    Dora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. D'això se'n diu amor, crec jo, sino no es poden fer coses tan precioses i tan delicades

      Eliminar
  8. Es como si la estuviera viendo, con esa dedicación por sus "recortables" (a pesar de sus maltrechas condiciones económicas). Una preciosa colección, una historia entrañable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ví por casualidad alguna piezas de la colección y me encantaron, pero cuando me enteré un poco de la historia de esta ancianita maravillosa supe que tenía que contarla. Me alegro de que a tí también te haya gustado.

      Eliminar