lunes, 16 de diciembre de 2013

No sé muy bien si fue sueño...


No sé muy bien si fue sueño, o si recuerdo, si viví mi vida o la soñé. El recuerdo, igual que el sueño, me hace sentir profundamente la irrealidad, la evanescencia del mundo, imagen fugitiva en el agua movediza, humo coloreado. ¿Cómo todo lo que resiste entre firmes contornos puede apagarse? La realidad es infinitamente frágil, precaria, todo lo que viví duramente se hace triste y suave. Quiero retener todo lo que nada puede retener. Los fantasmas: Soy un muñeco de nieve a punto de fundirse. Resbalo, no puedo retenerme, me separo de mí mismo. Estoy cada vez más lejos, soy una silueta y, luego, un punto negro.


El mundo va a helarse. Una insensibilidad polar ha empezado ya a extenderse sobre nosotros. Y luego va a hacer un gran sol que hará fundirse a esos bloques de hielo, y luego habrá un vapor, la bruma misma se desvanecerá en la luz azul. No quedará ninguna huella.

EUGÈNE IONESCO  Diarios


 
Paul Caponigro. Ventana congelada Nº 2, 1961.




10 comentarios:

  1. Les sensacions, de vegades, són gairebé surrealistes. Un text molt interessant. I una imatge, la de la finestra congelada, que m'agrada molt.
    Gràcies per la felicitació de Nadal de l'insti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sempre m'ha agradat molt aquest text de Ionesco, un gran escriptor hui completament oblidat, trobe. La imatge tenia ganes de utilitzar-la en alguna entrada i vaig pensar que casaba bé amb el text.
      Espere que t'haja agradat la felicitación de Nadal, el dibuix està molt ben fet.
      B7s

      Eliminar
  2. Preciosas líneas que me han hecho evocar una de las más misteriosas obras de Shakespeare, "La tempestad", pues, en boca de Próspero, su autor nos dejó una hermosa reflexión sobre la frontera existente entre realidad y sueño: al final de la obra se nos advierte de que los actores eran espíritus que se han disipado en el aire, como también lo harán las altas torres, los suntuosos palacios, los solemnes templos, y hasta el inmenso globo."Estamos tejidos de idéntica tela que los sueños, y nuestra corta vida rodeada está de sueño".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Píndaro, por irme a terreno conocido, dijo: "El hombre es el sueño de una sombra". El sueño y la realidad no son tan opuestos, como nos muestra el autor de este texto. La realidad vivida en carne propia al final queda tan lejana de nosotros como el relato de la experiencia ajena y el que fuimos es tan extraño al que somos hoy como cualquier otra persona. Todo se apaga, todo se desvanece en la sombra, como un sueño.

      Eliminar
  3. Me ha encantado el texto de Ionesco. Aparte de algo de su teatro no he leído nada de él. Pero es precioso, y la imagen-pretexto (¿o es al revés?), preciosa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? El texto de Ionesco lo encontré también, creo, en un blog hace ya bastante tiempo y me pareció poético, triste, bellísimo y me lo guardé. La foto me encanta y me pareció que le iba bien a un texto como éste, según el cual "el mundo va a helarse. Una insensibilidad polar ha empezado a extenderse..."

      Eliminar
  4. El texto magnífico y la imagen de lo más acertado para dicho texto. Ya te dije que se aprende un montón en tu blog, me encanta.
    Mis mejores deseos para estos días que ya están al caer y que 2014 te regale todos los sueños que tengas, especialmente los que sueñas despierto. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo te deseo, Gabriel, que disfrutes de unas fiestas muy felices en la compañía de tus seres queridos y que el 2014 te traiga una buena cosecha de bienes. Un gran abrazo

      Eliminar
  5. QUÉ BUENO.... BUSCABA ESE PEDACITO DE TEXTO...que una vez copié y estimuló algunas creaciones. Fantástica la imagen

    ResponderEliminar