viernes, 21 de marzo de 2014

El intolerante necesita tu ayuda: No le discrimines


El 21 de marzo ha sido elegido por la ONU como el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial. Mis amigos blogueros me propusieron colaborar incluyendo este día en el blog algo que tuviera que ver con la lucha contra el racismo, lo que hago con muchísimo gusto. 

Buscando para la ocasión, he dado con una campaña publicitaria de hace algunos años que me gusta mucho por varias razones: En primer lugar porque inserta al racismo dentro del marco más amplio de la discriminación contra las personas en general, incluyendo también el rechazo motivado por la opción sexual o por la discapacidad; en segundo lugar porque, a diferencia de otras bienintencionadas campañas no parece ni una llamada a las armas ni un sermón, sino que tiene una fina ironía que la hace muy refrescante; y finalmente porque aborda el tema del racismo como un problema que se puede combatir educando, algo que desde la perspectiva de los que nos dedicamos a la enseñanza (o sea yo mismo), me parece un enfoque práctico, positivo y con visión de futuro.

"El intolerante necesita tu ayuda. No le discrimines: Ayúdale a entender". Así rezaba el lema de la campaña patrocinada por el INJUVE (Instituto de la Juventud) en 2008, con la que pretendía combatir los prejuicios, como el racismo, la xenofobia, la homofobia o el rechazo al discapacitado, dando la vuelta al argumento y mostrando al intolerante como a un ser humano aquejado de un grave problema. Así ya el nombre Intolerantes Anónimos.org nos remite a colectivos, como Alcohólicos Anónimos, de personas afectadas por problemas graves, donde la aceptación por el sujeto de su problema es el primer paso para la solución.

La elaboración del material publicitario, carteles, vídeos, cuñas radiofónicas, etc, se encargó a la agencia Shackleton que recibió una medalla de oro en los Echo Awards 2007 por esta campaña creativa, inteligente y sutilmente irónica. Espero que os guste y, ya sabéis, cuando os encontréis con un intolerante, no le discriminéis: ayudadle a entender. A veces los argumentos vencen al miedo y la tolerancia también debe saber explicarse con razones y no darse por sentada como si fuera un dogma de fe. Hablando los humanos normalmente nos entendemos. Si queremos.


























Me parece justo poner el enlace a la página de la agencia Shackleton, la autora de ésta y de otras muchas campañas publicitarias muy importantes y recordadas por todos. Es un ejemplo relevante de cómo la publicidad puede también en ocasiones servir para fines sociales positivos. http://www.shackletongroup.com/

12 comentarios:

  1. Creo que es fue maravillosa campaña, muy inteligente, que engloba todas las diferentes causas que encierra la discriminación. Excelente aporte. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El INJUVE suele hacer unas campañas muy imaginativas. De esta me interesó sobre todo que englobara los diferentes tipos de discriminación hacia las personas, porque, independientemente de cuál sea el motivo, el efecto es el mismo: discriminación, deshumanización, sufrimiento evitable.
      Gracias, Soledad, por comentar. Un saludo

      Eliminar
  2. Por fin el ingenio al servicio del hombre..! muy buena campaña yy estupendo post, saludos José Miguel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La publicidad, de la que tanto y tan a menudo nos quejamos, a veces también es capaz de transmitir de maneras creativas e impactantes mensajes positivos y útiles. Un saludo Alfmega ;-)

      Eliminar
  3. No conocía la campaña, pero seguro logró su cometido. Las frases son contundentes y la presentación impecable. Muy buen aporte a la luchas por el reconocimiento. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta especialmente la frase del último cartel: "Si no ves a la persona, la discapacidad empieza en tu mirada". Yo no sabría decirlo mejor ni en sueños. Saludo, María Eugenia.

      Eliminar
  4. No conocía la campaña José Miguel, y es cierto, es una campaña positiva. Le da la vuelta a la tortilla. Me parece genial, aunque llevarla a buen término no es fácil. Se necesita de las dos partes para conseguirlo. Sí que es cierto, que hay que reeducar a muchas personas que lo padecen, al mismo tiempo que se ha de enseñar a los demás a integrarlos. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en que no es nada fácil. Decir que a los intolerantes se les puede ayudar a entender, que se les puede educar, no quiere decir que eso sea pan comido. La intolerancia, más allá de el puro prejuicio o el miedo a lo diferente o desconocido, es un conjunto de creencias que perduran porque son útiles al poder, porque perpetúan las estructuras de poder existentes, y eso no se elimina sólo mediante la persuasión y la educación, porque es una cuestión de intereses. Pero un camino comienza por un paso, y dando pasos se llega a alguna parte.
      Un saludo, Sonia y gracias

      Eliminar
  5. Recuerdo bien esa campaña, muy inteligente ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, pues yo no la conocía y me ha sorprendido por la frecura y la inteligencia del planteamiento. De todos modos hay que decir que el INJUVE ha hecho muchas campañas muy buenas, recuerdo alguna sobre el SIDA estupenda.

      Eliminar
  6. Es muy bueno, José Miguel. No lo había leído hasta hoy; y, como dice +Enrique Carratalá, muy inteligente. Fundamental saber que existen agencias así. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si entras en la página de la agencia Shackleton, verás que junto a campañas publicitarias clásicas de las de vender un producto, hay muchas otras encargadas por instituciones para diversas causas, y hay algunas muy buenas y que seguro que recordarás, porque si hay un arte que llega a todas partes, ése es la publicidad.
      Un cordial saludo, Esther

      Eliminar