lunes, 17 de marzo de 2014

Violetas para Hades


Stop all the clocks, cut off the telephone,
Prevent the dog from barking with a juicy bone,
Silence the pianos and with muffled drum
Bring out the coffin, let the mourners come.

Let aeroplanes circle moaning overhead
Scribbling on the sky the message He Is Dead,
Put crepe bows round the white necks of the public doves,
Let the traffic policemen wear black cotton gloves.

He was my North, my South, my East and West,
My working week and my Sunday rest,
My noon, my midnight, my talk, my song;
I thought that love would last forever: I was wrong.

The stars are not wanted now: put out every one;
Pack up the moon and dismantle the sun;
Pour away the ocean and sweep up the wood.
For nothing now can ever come to any good.

                                                    W. H. Auden



[Traducción]

Parad los relojes, descolgad el teléfono.
Prevenid el ladrido del perro con un jugoso hueso.
Silenciad los pianos y, con apagado tambor,
el ataúd sacad y a las plañideras avisad.

Que los aviones den vueltas en señal de luto
Y en el cielo escriban el mensaje: "Él ha muerto".
Poned en los blancos cuellos de las palomas un crespón,
Que los guardias lleven guantes negros.

Porque él fue mi norte y mi sur, mi este y mi oeste,
Mi mediodia, mi medianoche,
Mi charla, mi canción.
Creí que el amor duraría siempre. Me equivoqué.

Ya no quiero las estrellas: apagadlas todas.
Envolved la luna, desmantelad el sol.
Vaciad los océanos. Los bosques arrasad.
Porque ya nunca nada podrá acabar bien.

 


 Centro con violetas. Julius von Klever, 1916.



IN MEMORIAM
M. ANGELES SARASA ABAD
OPTIMAE SODALIS ET MAGISTRAE
S. T. T. L.
XVII KAL. APR. MMXIV

9 comentarios:

  1. La luz de su trágico desenlace es todavía tan fuerte y cegadora que dificulta la visualización de su personalidad vital, sonriendo en la rememoración o el ensueño, como, sin duda, estaría ella ahora saboreando el encantador cuadro que le has dedicado. Precioso homenaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo sólo me siento terriblemente triste y abatido, no puedo pensar en niguna otra cosa que no sea lo injusto de un destino que te roba de tu marido y de tus hijas tan a deshora, cruel.

      Eliminar
  2. Massa jove per a tan trist viatge.

    ResponderEliminar
  3. Cuando vi esta entrada no supe qué decir, me parecía muy críptico. Has añadido un nombre (no recuerdo que estuviera), así que ahora tiene mucho sentido. Lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nos ha muerto una compañera del instituto, para que te hagas una idea, tenía más o menos mi edad. Estamos todos muy afectados y tristes y aún en estado de shock, no acabamos de creérnoslo.

      Eliminar
    2. Me lo puedo imaginar. Nunca he pasado por la situación de un compañero de trabajo, pero sí de un alumno. Durísimo.

      Eliminar