martes, 29 de abril de 2014

¿TOP TEN?: Una propuesta personal

Nos encantan las listas, reconozcamoslo ¿Quiénes son los diez pintores más importantes de la pintura española? Más aún ¿Hay un top ten de los cuadros fundamentales de la pintura española? Seguro que, más allá de ciertas obras en las que todos podemos fácilmente coincidir, la cosa no está tan clara, ni mucho menos.

Por eso hoy propongo a los lectores de este blog lo siguiente: que me envíen su propia lista de las 10 obras que les parezcan las más importantes de todos los tiempos dentro de la pintura española. Para hacerlo más fácil, por si les da pereza: pueden quitar de esta lista los que les parezca que no son lo suficientemente representativos y añadir sus propios candidatos. ¿Se animan? Espero sus propuestas.

Yo les propongo mi propia lista y explico brevemente el porqué de esta elección personal. En este caso no he elegido las obras que en particular a mí me gustan más, sino, dentro de los autores que me parecen los fundamentales en la historia del arte español, las obras que me han parecido más influyentes o más representativas de cada autor. Vamos allá.




1. Domenikos Theotokópoulos, "El Greco": El entierro del conde de Orgaz, 1586-88, Iglesia de Santo Tomé, Toledo.
El Greco, aunque nacido fuera de España, se ha convertido en un pintor indispensable a la hora de pensar la pintura española. Si hay que escoger una obra suya, yo me quedo con ésta porque me parece la más completa síntesis de su manera de hacer madura, como testimonian de ello los miles de turistas de todos los países que hacen cola cada día para verla en su iglesia.





2. Diego Velázquez de Silva: Las Meninas, 1656, Museo Nacional del Prado.
Velázquez es el alfa y el omega de nuestra pintura, y si se trata de Velázquez hay que ir a parar a Las Meninas ¿cuál sino?





3.  Bartolomé Esteban Murillo: La Inmaculada Concepción de El Escorial, 1660-65. Museo Nacional del Prado.
Murillo en su tiempo fue un pintor muy influyente y cotizado, dentro y fuera de España, y, aqunque hoy esté un poco olvidado, creo que nuestra visión de la pintura religiosa ha sido modelada por todos esos calendarios y estampitas con obras suyas, sobre todo me parece que su contribución al la iconografía de la Inmaculada marca un antes y un después, por eso me he quedado esta Inmaculada.





4. Francisco de Goya y Lucientes: El tres de mayo en Madrid o " Los fusilamientos", 1814. Museo Nacional del Prado.
Goya es un monstruo que, tanto por la enorme cantidad de obras que dejó, como por su variedad de estilos y épocas, uno no sabe por dónde cogerlo, cómo abordarlo. Muchas son las obras suyas que tenemos en la retina, pero creo que en la historia de España ésta es una obra que suma su valor pictórico con el testimonio de una nación en su momento de mayor angustia, el de la Guerra de  la Independencia y por tanto me parece que tiene un valor simbólico que la destaca de todas las demás.





5. Mariano Fortuny: La Vicaría, 1870. Museu Nacional d'Art de Catalunya.
Fortuny por desgracia no recibe hoy toda la consideración que se merece, pero fue el pintor más interesante del XIX español y con más proyección en el exterior. Si hay que escoger una obra suya, yo lo tengo claro: La vicaría tiene todo lo bueno de Fortuny en estado mayúsculo.





6. Joaquín Sorolla y Bastida: Chicos en la playa, 1909. Museo Nacional del Prado.
Si Sorolla hubiese nacido en Francia, hoy su fama sería tan grande como la de Monet o la de Van Gogh, pero, como tuvo la suerte de nacer en Valencia, no ha llegado a tener toda la proyección que su obra se merece. Si pensamos en Sorolla, pensamos en playa y yo pienso en estos niños al sol.





7. Salvador Dalí: La persistencia de la memoria, 1931. Museum of Modern Art (MOMA) New York.
Éste es el único cuadro que está expuesto en un museo extranjero, lo cual es perfectamente lógico, dado que Dalí se convirtió propiamente en Dalí en los USA. No sé ustedes, pero yo siempre que pienso en Dalí, me acuerdo de estos relojes blandos y de las playas de Cadaqués...





8. Pablo Ruiz Picasso: Guernica, 1937. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.
Como los fusilamientos de Goya, el Guernica de Picasso es una obra doblemente significativa: por la circunstancia histórica que representa y por la extraordinaria importancia de la figura y la obra de su autor, probablemente el pintor español con más proyección internacional hasta la fecha.





9. Joan Miró: L'or de l'atzur, 1967. Fundació Joan Miró Barcelona.
De Miró sabía que tenía que estar en esta lista, pero, a decir verdad, no sabía qué obra elegir, lo suyo ha sido crear un nuevo lenguaje pictórico de inspiración surrealista, podía haber sido otra la obra escogida, ésta es una elección completamente personal: me encanta esa bola gigante de azul en medio de un mar dorado.





10. Antonio López García: Madrid desde Torres Blancas, 1976-82. Colección privada.
Antonio López con esta obra precisamente batió el récord de cotización en una subasta de un pintor español vivo; sin que esto sirva de precedente, hay que admitir que tal cotización responde al grandísimo aprecio del que goza hoy en día su obra entre los españoles.




ANEXO I: Mi amigo Enrique Carratalá ha publicado en su blog una entrada estupenda con una selección de las diez pinturas más relevantes de la pintura española, en respuesta al reto que lanzábamos desde esta entrada. Debo reconocer que, si no hubiese hecho yo mi propia selección, me apuntaría a la suya de buena gana. Coherente, con criterio, muy interesante. Véanlo sino: http://arduodiario.blogspot.com.es/2014/05/mi-lista-de-diez-obras-fundamentales-de.html




ANEXO II: Curiosamente un compañero bloguero al que sigo, que edita el blog BAJO EL SIGNO DE LIBRA ha tenido una idea muy parecida por estos mismos días (parece que nos hemos leído el pensamiento) y ha publicado una entrada dedicada a las 10 pintures per representar a Barcelona. Interesantísima. Les dejo el vínculo para que puedan comparar: http://bajoelsignodelibra.blogspot.com.es/2014/04/10-pintures-universals-per-representar.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/VVmB+%28Bajo+el+Sigo+de+Libra%29

21 comentarios:

  1. Uff!! Suspensa!! A ver..."Guernica" P. R: Picasso, " Los fusilamientos", Goya, "Las meninas" Velázquez, "El entierro del conde de Orgaz" EL Greco, "La Inmaculada Concepción de El Escorial" de Murillo "Paseo a Orillas Del Mar" J. Sorolla, "La persistencia de la memoria" Dalí, "Muchacha en la ventana" de Dali, "Crucifixión" de Zurbarán, hay uno que me parece precioso "La Piconera" de Romero De Torres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesantes las elecciones, la crucifixión de Zurbarán es un cuadro impactante por su seriedad y su silencio, de Sorolla yo también pensé en un primer momento en el Paseo, con las dos mujeres y los sombreros y los velos blancos, es precioso, la muchacha en la ventana de Dalí la he tenido muchos años en la pared de mi estudio y la que me ha sorprendido es la piconera de Julio Romero de Torres, pero me parece una estupenda elección. Hace poco estuve en el museo que tiene en Córdoba y me gustó muchísimo la obra que había allí.

      Eliminar
  2. Jo substituiria el de Fortuny per algun Picasso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, és que tu ets més moderna que jo, de tota manera ¿saps quin és el Fortuny que a mi més m'agrada? un xicotet que hi ha al Museu del Prado "Desnudo en la playa de Portici". Eixa pintura la furtaria sense penedir-me gens ni mica.

      Peró t'entenc, Picasso és com Goya: ha fet tant i tan bonic que és impossible triar, totes les pintures de l'època rosa, les de la època neoclàssica final, els bodegons cubistes, tant i tant...

      Eliminar
  3. Me quedo con los clásicos de los siglos XVII y XIX que, en mi opinión, fue la época por excelencia del Arte en todas sus manifestaciones.
    Totalmente de acuerdo contigo respecto a la falta de reconocimiento de un artista tan excelso como Fortuny. ¿Y si le dedicaras una entrada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una buena idea, el pobre Fortuny, entre que es catalán y eso en estos tiempos parece que es mejor no mentarlo, y que es decimonónico, otra cualidad hoy completamente démodé, está muy olvidado pese a ser un grandísimo pintor, en su momento casi el más conocido de nuestro pintores.
      Gracias por la sugerencia, a ver si pronto publico algo por aquí y nos resarcimos con Fortuny, que bien lo merece

      Eliminar
  4. Velázquez, El Greco y Goya siempre me han gustado. Dalí y Picasso, aunque me resultan extravagantes, siempre me han intrigado mucho, aunque no siempre he entendido bien sus obras. Pero bueno, tu propuesta es un repaso muy coherente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco lo de coherente, en este caso me he guiado por la influencia que creo que han tenido en el resto de la pintura española, más que por el gusto personal, a mi particularmente por ejemplo Dalí hay cosas que me gustan mucho y cosas que aborrezco...

      Eliminar
  5. Desconozco las obras de Antonio García, Bartolomé Sebastián Murillo y Mariano Fortuny; sin embargo es la obra de este último, quizás por desconocida, la que más me ha impresionado de tu selección. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya impresionado Fortuny, a mí me parece un genio, y sobre todo me interesa mucho conocer tu punto de vista, los españoles a menudo creemos que nuestros autores-estrella son más conocidos universalmente de lo que en realidad son, en eso resultamos casi tan chovinistas como nuestros vecinos los franceses. Un saludo

      Eliminar
  6. Dame unos días que piense. Así, a bote pronto...

    Y sí, reconozco que soy muy "de listas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, sí, resulta un poco " aquí te pillo, aquí te mato". Tranquilo, tomate tu tiempo

      (ya sabía yo que esto de las listas te mola...)

      Eliminar
    2. Pues me he tomado mucho tiempo. No sé qué pasaba (tal vez el calor, o el cansancio propio de esta época), pero escribir se me ha vuelto una tarea dificilísima. En fin, aquí te dejo mi lista de diez. Espero que te guste mi selección, he intentado no copiarme de la tuya pero chico, es que me lo has puesto muy difícil ;)

      Eliminar
    3. Estos días yo estoy más o menos igual, cansado por estos primeros calores y con una agenda de final de curso que da vértigo y voy que no tengo tiempo para nada, así que te comprendo perfectamente. Me ha encantado tu selección, tanto que si no te importa voy a poner un vínculo a ella en el texto de mi entrada porque me parece genial que los lectores de ambos blogs puedan comparar y hacerse su propia componenda.
      Ánimo y cuídate, que ya nos queda menos.

      Eliminar
    4. Gracias, José Miguel.
      Un abrazo ;)

      Eliminar
  7. ufff son tantos y tan tan... pero me gusta mucho tu selección, me uedariía con los fusilamientos del 2 de mayo, por lo que significa a los madrileños... pero Dali tiene un hueco muy especial en mi corazoncito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre! A cualquier madrileño los fusilamientos de Goya le tocan la fibra sensible. Lo cierto es que ese cuadro inaugura un modo nuevo de pintar, de representar los acontecimientos, es una ruptura con los modos de narrar visualmente una historia y esa es una de sus grandezas.
      En cuanto a Dalí, no se puede hacer una selección de los pintores más importantes de la pintura española donde no esté Dalí, por muy excéntrico, pesetero, histriónico y, a veces, incluso tramposo que haya sido, sigue siendo un grandísimo pintor y uno que ha llevado el nombre de España a los EEUU, donde no es que se acuerden mucho de nosotros precisamente.

      Eliminar
  8. Me encanta la selección. Esta semana he estado viendo precisamente los relojes de Dalí en el Moma. El de Antonio López lo vi en la última exposición que se hizo en Bilbao sobre el autor. Me ha encantado recordar momentos al contemplar tus obras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué envidia que me das, María Pilar! En el MOMA viendo los relojes de Dalí, ¡Qué maravilla! Me alegro de haberte recordado tan gratas experiencias. A Antonio López yo también he tenido ocasión de verlo en una exposición y me encantó, de Dalí lo que me gustó muchísimo fue la experiencia del museo de Figueres y me quedé con las ganas de llegarme hasta Cadaqués, pero eso no fue posible.

      Eliminar
  9. Muy acertada su selección. Tan sólo un detalle con respecto al comentario que hace del cuadro de Dalí: Figueres no tiene playa. Tal vez la que aperece en el cuadro sea la de Cadaqués, o por lo menos su sublimación, por decirlo de alguna manera. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene Vd. toda la razón, un lapsus es un lapsus, lo corrijo inmediatamente. Un saludo y gracias

      Eliminar