viernes, 16 de mayo de 2014

El aire se serena. Luigi Ghirri

"El aire se serena,
y viste de hermosura y luz no usada"
                                      Oda III A Francisco de Salinas
                                      Fray Luis de León


Recuerdo las palabras de cierto pintor que conocí hace años, quien, comparando el valor creativo de la pintura y la fotografía, solía menospreciar a la fotografía diciendo que toda la creatividad del fotógrafo se limitaba al cuándo o dónde hacer click, es decir, la realidad estaría ahí y el fotógrafo todo lo que tendría que hacer sería escoger qué fragmentos de realidad decide congelar en imágenes.

He escogido la obra de este autor italiano porque me parece que personifica la refutación más contundente de este punto de vista acerca del arte fotográfico. En la obra de Luigi Ghirri (Scandiano 1943 - Roncocesi 1992) hay arte con mayúsculas, el autor no sólo escoge qué mirar y cómo, sino que crea una imagen en la que todos los elementos están sometidos a un riguroso y deliberado control artístico: la geometría subyacente, las armonías de color, la proporción espacial entre lo lleno y lo vacío... 

Sus imágenes además dialogan con las otras artes visuales y de este modo uno puede percibir con fecuencia citas pictóricas, unas deliberadas e irónicas, otras más sutiles. Su visión del paisaje en ocasiones nos recuerda a De Chirico, en ocasiones roza la abstracción. Es capaz también de la mímesis y del homenaje, como cuando fotografía el taller de Giorgio Morandi o el estudio de Aldo Rossi

A mí sobre todo me maravillan de él esas poéticas imágenes de colores suaves y poco saturados que consiguen expresar emociones sutiles,  me reconforta su deliberado minimalismo, ese comentario suyo acerca de la realidad, que no resulta nunca obvio ni simplista, que implica una observación meticulosa, delicada y un saber extraer belleza de cualquier romo fragmento de mundo.

Como lo que yo pueda decir sobre Luigi Ghirri no deja de ser bastante irrelevante, he preferido traducir algunos fragmentos de escritos suyos donde el autor, que escribió mucho y bien sobre fotografía, expresa sus propósitos y su modo de entender su arte:

"He mirado siempre la imagen fotográfica como algo que no se puede definir, una especie de imagen imposible, siempre la he visto como una extraña síntesis entre la quietud de la pintura y la velocidad, hay algo dentro de la fotografía, dentro de su proceso de construcción, que la acerca al cine."

"La fotografía representa siempre, menos un proceso  del tipo cognoscitivo, en el sentido tradicional del término, afirmativo, que ofrece respuestas, sino que sigue siendo un lenguaje para hacer preguntas sobre el mundo. Yo, con mi historia, he recorrido exactamente este itinerario, relacionándome continuamente con el mundo exterior, con la convicción de no encontrar nunca una solución a las preguntas, sino con la intención de continuar preguntando. Porque ésta me parece ya una forma de respuesta."

Finalmente me parece interesante añadir las palabras que escribió sobre el artista su amigo, el poeta Gianni Celati: "Para él fotografiar significaba sorprenderse por cualquier cosa, encontrar aquella emoción que te hace imaginar la vastedad del espacio, incluso en las cosas más cotidianas. Fotografiaba cosas en las que ninguno repara. Para Luigi la foto debía devolver la dignidad a las cosas, debía sustraerlas a los esquemas, a los juicios apresurados de quienes nunca miran nada."



Capri, 1980.





Capri, 1981.





Capri, 1981.





Kodachrome serie, Ile Rousse, 1976.





Bagnolo San Vito, Statale per Ostiglia, 1988.





Psiche, Napoli, 1981.





París, 1972.





Cervia, 1989.





Serie Taller de Giorgio Morandi, Bologna, 1989-90.





Verso Lagosanto, 1987.





Brest, 1972.





Cesena, Biblioteca Malatestiana, 1983.





San Pietro in Vincoli, Villa Jole, 1987.





Studio di Aldo Rossi, Milano, 1989-90.





París, 1972.





Serie Taller de Giorgio Morandi, Bologna, 1989-90.





Marina di Ravenna, 1986.





Kodachrome serie, 1978.





Serie Taller de Giorgio Morandi, Bologna, 1989-90.





Rifugio Grostè, 1984.



26 comentarios:

  1. Creo que el alma del fotógrafo está puesta en ese instante, en esa visión suya. La fotografía es un arte y el fotógrafo es el artista que pinta con sus ojos lo que quiere transmitir. No todos vemos desde el mismo ángulo la vida. Me encantó la visión de este artista. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ghirri también dice en otro texto que la fotografía, más que ser un testimonio de lo que sucede fuera, de lo que veo, es un testimonio de cómo percibo yo lo que veo, es decir, de la mirada que yo arrojo sobre el mundo, de mi vivencia interior. Sólo desde esa suposición se puede hacer arte con una cámara, como hace este maravilloso autor. Un saludo

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo con Soledad y agrego que la fotografía es poesía visual de un artista. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fotografía ES el arte visual por excelencia de nuestro tiempo, de hecho hoy la pintura está influida por la fotografía y no al revés, pero también se dan muchas ocasiones en la fotografía actual donde sólo predomina el alarde técnico o la más absoluta inanidad encubierta bajo una imagen aparatosa e impresionante. El caso de Ghirri es todo lo contrario: imágenes con pocos elementos, minimalistas, sin alardes de técnica fotográfica, pero con una enorme carga poética.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, el fotógrafo hace arte con sus ojos, capta el segundo, y aunque su fotografía no sea técnicamente impecable, no importa; el concepto es lo que consigue impactar en el espectador.
      A mí también me gustaron.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Creo que este autor huye deliberadamente de la perfección técnica entendida como el intento de lograr una imagen espectacular, casi su propósito parece ser el contrario, hacer fotos sencillas (o aparentemente sencillas) donde mostrar percepciones de belleza arrebatadas a los trozos de realidad más banales que puedan encontrarse, es un trabajo de alquimista, de depuración para extraer el oro de la arena.

      Eliminar
  4. Quina meravella de fotografies!!! D'això en dic jo poesia. No em canse de mirar-les.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poesía és amb tota seguretat, pel seu equilibri, la mesura, la armonia, el ritme. No només es pot fer poesia amb paraules; aquestes fotografies en són una demostració.

      Eliminar
  5. A diferencia de la pintura y la literatura, que plasman figuras retenidas en la vitrina del pasado, la fotografía refleja los instantes de la vida en el momento en el que sucedieron, no desfigurados por la memoria, dado que nos trasmite el temblor de los sucesivos presentes.
    "Mientras haya un misterio para el hombre,/¡habrá poesía!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el instante que parece que nada puede retener, la fotografía es capaz de aprehenderlo, pero tanto el instante de lo que sucede en el exterior, como el instante de mi propia mirada, de mi propia vivencia. La fotografía puede así ser una especie de diario de mi mirar... y sin embargo la imagen, una vez creada, cobra una autonomía que la convierte en "otra". Es enigmático ese proceso por el cual una obra de creación, sea pintura, sea texto, sea fotografía, una vez objetivado, una vez ha salido de tí, se convierte en algo con su propia vida, su propio misterio.

      Eliminar
    2. No només la fotografia, perquè aquesta fotografia artística no és sinònima de fer un clic puntual i ja està. Hi ha textos poètics que també poden capturar l'instant, no sempre conten coses retingudes a la memòria (la novel·la ja és una altra cosa), també capten l'instant, l'instant i la forma de mirar-lo perquè la poesia (l'art en general) està en la manera de mirar les coses.

      Eliminar
    3. D´acord, però l´escriptor sap que mai no tindrà la destresa del mestres suprems, que les paraules mai no seràn prou precises per a retratar una experiència amb exactitud.

      Eliminar
  6. No sé qui són els mestres suprems. En tot cas, entre els escriptors també n'hi deu haver, no? I, des del meu punt de vista... per a això estan les metàfores i d'altres figures retòriques, el llenguatge poètic no és denotatiu sinó connotatiu. He,he, fem una tertúlia?
    (Per cert, fa molt de temps que llig els teus comentaris en aquest blog i he de dir que escrius molt bé.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja que s'ha obert la tertúlia, deixeu-me que jo també hi intervinga. Estic d'acord amb tu en que la poesia juga especialment amb el valor connotatiu del llenguatge i és aquest valor el que li atorga poder captar l'instant, l'experiència puntual.
      La imatge tanmateix té una presència que es un poc enganyosa, ja que sembla estar ahi, que només per això l'entenem, però segurament de déu persones que contemplen la mateixa imatge cadascú en treu la seua lectura, no d'altra manera que el que passa amb la poesia, en això no trobe grans diferències.

      Eliminar
    2. Moltes gràcies, però és a vosaltres a qui dec la possibilitat de espressar-me. En canvi, aquestos comentaris em recordem la sentenciosa frase de un dels - per a mí - "mestres suprems", Flaubert: " Ama el Arte. De todas las mentiras, es la más falaz".

      Eliminar
    3. Me encanta la frase de Flaubert, resume la actitud ambivalente que tiene frente al arte. Para recordar a aquellos que quieren que el arte eduque. Es como aquella frase suya de "Madame Bovary, c'est moi" ¡Cuánto hay en el interior de esas pocas palabras!

      Eliminar
    4. Diuen (les males llengües ;) que aquesta frase no la va pronunciar ni escriure Flaubert directament, però siga com siga és una frase per pensar-la. Què hi ha de nosaltres en els nostres actes creatius?

      Eliminar
    5. Bàsicament, un fort desig de transcendir la prosaica realitat, una misteriosa màgia que ens condueix a la creació d´un nou projecte, construït amb lentitut i dificultat - fruits de la necessària introspecció - que, de vegades, assumeix un aire de impossibilitat, de somni absurd, a diferència de les creacions ràpides, de fàcil execució.

      Eliminar
    6. Aquesta vegada sí que estic d'acord amb tu, he,he.

      Eliminar
    7. JOSÉ MIGUEL, FALTA EL CAFÉ!!!

      Eliminar
    8. Jajaja, MARCHANDOOO!!!
      (Eso es lo malo de las tertulias digitales, que no hay ni cafetito ni copa, ni mesa-camilla...¡Cómo me acuerdo de la tertulia aquella que montó José Manuel!)

      Eliminar
  7. La aparición de la fotografía obligó a la pintura a replantearse sus principios. Y en este sentido, cualquier amante de la pintura la ha entendido, en alguna ocasión, como una amenaza. De hecho, no sé si será significativo que el ciclo de las tendencias pictóricas se haya roto definitivamente desde su aparición. La pintura realista ha debido ceder terreno. Y en esa conquista del espacio que le corresponde, la fotografía ha sido una púgil temible. Es curioso que, las fotografías que más amo son aquellas que digo: esto mismo pintado quedaría precioso. Sé que, pensando así, no le estoy siendo muy fiel. Y cuando me distancio de este pensamiento, caigo en las posibilidades del cine. Así que su arte está estrechado por mis dos debilidades, que la ahogan.

    Las fotografías de Luigi Ghirri (que no conocía) se mueven también en ese espacio. Algunas las querría ver pintadas (Ese Studio di Aldo Rossi...), en otras, querría ver los personajes de su historia.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pintura como mera descripción de lo real, al estilo de un Edwin Church, hoy carce de sentido, pero si uno se fija en la historia de la pintura como arte, incluso en los períodos en que ésta ha sido más realista, casi nunca ha consistido en un mero retratar la realidad. Sus posibilidades plásticas la llevan mucho más lejos y la búsqueda deliberada de efectos propiamente pictóricos, derivados de las texturas o colores que se pueden obtener gracias al óleo, o la creación deliberada de simbolismos a través de las imágenes, por poner algunos ejemplos, son recursos a los que el arte pictórico nunca ha renunciado. Incluso hoy en día, en este mundo tecnificado en que todo está tecnológicamente mediado, el poder producir una imagen "hecha a mano" sigue teniendo un valor propio insustituible.

      En cualquier caso hoy todos derivamos nuestro imaginario mucho más de imágenes fotográficas que de imágenes pintadas. Incluso las nuevas tecnologías, el hecho de que todo ser viviente dispare sobre todo lo que se mueve desde que existe la cámara digital, esa fotografía compulsiva, está cambiando nuestra percepción de la fotografía...y de la realidad.

      Saludos, Enrique

      Eliminar
  8. Me encanta esta entrada sobre la fotografía. No puedo estar de acuerdo con ese "cierto pintor que conocí hace años" -disculpa el parafraseao-.
    Lo cierto es que a medida que voy descubriendo más fotógrafos, me doy cuenta de que cada uno tiene un estilo diferente y busca en las imágenes siempre algo, ya sea emotivo, ya sea algo irrelevante, ya sea compartir lugares, ya sea...
    He visto incluso fotógrafos que trabajan varias técnicas para que sus fotografías adquieran un matiz artístico. Sin embargo, me parece un mundo muy amplio, tanto como lo puede ser una pintura, pero no me mal interpretes, una cosa cosa no resta a la otra. Ambas se pueden considerar formas artísticas, ¿por qué no?... el tratamiento y procesado en las fotografías al igual que a la hora de pintar un cuadro, tiene muchos elementos comunes aunque la técnica utilizada sea diferente: la captación de luz, los colores, el montaje de los elementos capturados, los filtros... no sé, y también actúa el autor de la obra y su concepción personal sobre lo que busca, su finalidad...
    En fin José, no quería divagar, pero me ha gustado, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo contigo, Sonia, la idea de que la fotografía consiste sólo en hacer clic no se sostiene. Aparte del hecho de que yo también hago clic con mi cámara y lo que sale no es arte precisamente, también hay que considerar todos los medios de los que el fotógrafo dispone hoy en día para manipular la imagen y por tanto para adoptar un papel más "activo" si se quiere en la parte creativa, de elaboración de la imagen, y por eso vemos el surgimiento de estilos fotográficos muy diversos según los propósitos de cada creador.
      Me alegro de que te hayan gustado las fotografías de Luigi Ghirri, que es un autor cuya influencia no para de crecer. Un saludo!

      Eliminar