sábado, 26 de diciembre de 2015

Adoración de los pastores


"Y había unos pastores en aquella misma comarca, que pernoctaban al raso y velaban por turno para guardar su ganado, y un ángel del Señor se presentó ante ellos y la gloria del Señor los envolvió en sus fulgores, y se atemorizaron con gran temor. Y les dijo el ángel: No temáis, pues he aquí que os traigo una buena nueva, que será de grande alegría para todo el pueblo: que os ha nacido hoy en la ciudad de David un Salvador que es el Mesías, el Señor. Y esto os servirá de señal: hallaréis al niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre. Y de improviso se juntó con el ángel gran muchedumbre del ejército celestial, que alababan a Dios y decían: Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres de buena voluntad.

Y acaeció que, al partirse de ellos los ángeles del cielo, los pastores se decían unos a otros: Ea, pasemos hasta Belén, y veamos este acontecimiento que el Señor nos manifestó. Y se vinieron a toda prisa, y hallaron a María y a José, y al niño recostado en el pesebre. Y habiéndole visto, dieron a conocer la declaración que se les había hecho acerca de ese niño. Y todos los que lo oyeron se maravillaban de las cosas que les habían dicho los pastores"
Evangelio de Lucas, II, 8-18.



Rembrandt. Adoración de los pastores, 1646. National Gallery, Londres.





Georges de la Tour. Adoración de los pastores, ca. 1644. Musée de Louvre, Paris.





Anónimo napolitano S. XVII. Adoración de los pastores. National Gallery, Londres.





Bartolomé Esteban Murillo. Adoración de los pastores, 1646-1650. Museo de l'Hermitage, San Petersburgo.





Fray Juan Bautista Maíno. Adoración de los pastores, 1612-1614. Museo Nacional del Prado, Madrid.





Jacopo Tintoretto. Adoración de los pastores, 1578-1581. Scuola Grande di San Rocco, Venecia.





Giorgione. Adoración de los pastores (Natividad de Allendale), 1505-1510. National Gallery of Art, Washington D. C.


4 comentarios:

  1. Sorprendente "Adoración" la de Tintoretto: movimiento captado mediante claroscuros que realzan la pobreza de la indumentaria en los pastores, y luminosidad focalizada en la faz de la Sagrada Familia. Una original maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tintoretto consigue ser original allí donde los demás repiten esquemas, en este caso el lugar donde sitúa a sus figuras, en dos pisos, dentro de un desvencijado, y con el techo abierto, establo, introduce un juego espacial muy dinámico y ello crea unas tensiones que hacen de la escena algo completamente diferente a todo lo visto hasta ese momento. En cualquier caso no es más que una de las maravillas que pintó para la Scuola Grande di San Rocco, un sitio que hay que ver.

      Eliminar
  2. Hola, José Miguel. Solo indicarte que la despistada Loli te escribió el comentario anterior desde el ordenador de mi hermano, sin percatarse de que no lo hacía desde mi correo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, ya me extrañaba a mí ese misterioso "Vilero" que no había visto nunca antes ¿Qué tal por tu pueblo? Yo estoy sin parar de comer y beber con la excusa de las celebraciones o de los reencuentros, espero que en cuanto pase año nuevo la cosa se tranquilice, pero bueno, también estoy leyendo mucho, que lo necesitaba ni te imaginas.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar