miércoles, 30 de diciembre de 2015

Fotografía del año 2015 (12 menos1)

Como cada año, me gusta hacer para mis lectores una entrada participativa. Para ello he seleccionado, de entre las fotos que he ido bajándome de internet a lo largo del año, doce fotos, una por cada mes y os pido a los lectores del blog que votéis la que más os guste como foto del año. La regla es la siguiente: en esta selección yo sólo puedo escoger una foto para cada mes de entre las que me he bajado de internet en ese mismo mes del año, eso le da un carácter algo imprevisible y aleatorio, ya me que obliga a escoger a veces entre muchísimas posibles, o por el contrario otras veces entre pocas o muy pocas, por lo que los resultados pueden ser un poco desiguales, pero eso está bien, es accidentado, como la vida misma. Así, por ejemplo, este año la foto del 2015 se elige entre 11, ya que el mes de mayo no estuve conectado a internet, así que no hay foto de mayo. En cualquier caso hay dónde elegir. En conclusión: Os pido que me ayudéis a elegir la foto del año 2015 del blog Ab laeva rite probatum. Podéis votar usando la encuesta que veréis en el margen derecho del blog o vía comentario, como más os guste. Votad y disfrutad de las imágenes. 

Ah, y muchas gracias. ¡Feliz 2016!





1. ENERO: André Kertész. Fenêtre sur le Quai Voltaire, Paris 1928). Me gustó mucho esta fotografía del Húngaro André Kertész, quien en su período parisino se arrimó al gamberro grupo de los dadaístas, y creo no equivocarme si veo ese espíritu burlón del dadá en esta foto con las estatuas mirando por la ventana como unos vecinos cotillas cualesquiera.





2. FEBRERO: Tomas van Houtryve. "Blue sky days" (2013). Fotografía galardonada con el tercer premio del World Press Photo 2015 en las sección Temas contemporáneos. La imagen de un centro de secundaria de El Dorado, California, está tomada de desde arriba y muestra las sombras que trazan sobre el patio del colegio las sombras de los jóvenes. Me gustó porque es un poco incoherente, crees estar viendo algo, pero en realidad estás viendo otra cosa, y también por ese elemento geométrico de la imagen.





3. MARZO: Mads Nissen. Fotografía perteneciente a su reportaje "Homophobia in Russia" (2013-14). Una de las fotografías de este reportaje fue la ganadora del World Press Photo 2015. Sin embargo esta imagen me parece que muestra de un modo más patente lo difícil que se está poniendo ejercer un derecho humano básico como es expresar la propia sexualidad, en este caso ser LGTB, en la Rusia actual y cómo leyes nuevas aliadas a viejos prejuicios causan daño a personas concretas, o cómo es vivir con miedo cada día.





4. ABRIL: Marline van der Eijk. Título desconocido. Me llama la atención de esta imagen esa metáfora del tiempo, esa mano en tu mano que se va deshaciendo, que cada rato es un poco menos, que se va... como la vida misma.




5. MAYO: Este año no hay fotografía del mes de mayo. El que escribe estuvo ocupado en otras navegaciones, que no en las del internet.





6. JUNIO: Wolfgang Tillmans. Sin título. Este fotógrafo nacido en Alemania en 1968, pero afincado en Londres y el primer artista no británico en recibir el premio Turner, lleva tiempo explorando los límites de la imagen fotográfica desde una prespectiva más conceptual y abstracta de lo que estamos acostumbrados. Muy infrecuente y por ello muy interesante.




7. JULIO: Davy Evans. Fotografía perteneciente a su Serie IIII. El autor trabaja en esta serie mezclas de diversos productos químicos con agua y una estudiada iluminación para producir imágenes que nos recuerdan a aquellas que veríamos por la mirilla de un microscopio. Quiere ser una reflexión  visual sobre la crisis inminente de los carburantes fósiles, pero como siempre la imagen, por fortuna, dice más de lo que se le quieren hacer decir.





8. AGOSTO: Raghubir Singh. Mujeres bajo las lluvias monzónicas, Mongyr, Bihar. 1967. Me encantan las fotografías de este autor indio, en buena parte autodidacta, que fue el pionero en la fotografía en color en la India y supo enfatizar en sus imágenes la centralidad que en el imaginario indio tiene el color, el fotógrafo mira a su India con una mirada descolonizada, pero no necesariamente nacionalista, busca, inquiere, crea. Me gustan especialmente estas mujeres bajo la lluvia, esos paños mojados que ningún Praxíteles podría haber plasmado mejor.





9. SEPTIEMBRE: Georg Scharf. Lobo ártico (2014). Me encanta como el autor ha conseguido fotografiar en un entorno de luz tan difícil dibujando la forma a partir del contorno que crea el contraluz. Una imagen sorprendente y muy poética. A veces, como aquí, menos es más.





10. OCTUBRE: La península ibérica. Foto tomada desde la Estación Espacial Internacional, publicada en 2015 por la NASA. Me encanta esta foto. La tierra desde el espacio vista sin fronteras, sólo como lo que es, el bellísimo hogar de la humanidad.





11. NOVIEMBRE: Jungjin Lee. Serie Unnamed Road (2011). El paisaje es un estado de la mente, eso es algo que siempre hemos sabido, pero Jungjin Lee explora esta condición y aborda la fotografía como un modo de meditación, encontrar la armonía entre el yo y la naturaleza es ampliar los propios horizontes, crear es aquí acomodar la propia mente al ser más amplio del mundo.





12. DICIEMBRE: Thomas Hoepker. Escena de café, Roma (1984). El autor, un veterano fotógrafo alemán nacido en 1936, que ha sido varios años presidente de la agencia Magnum y uno de los pesos pesados del fotoperiodismo muestra en esta foto cómo sabe acercarse a lo cotidiano, cómo, en una ciudad como Roma llena de monumentos y de arte, es capaz de alejarse de lo obvio y mirar lo que nadie mira, la vida sencilla  de sus habitantes, este coloquio de comadres en una calle y en un café cualquiera. dos vecinas poniéndose al día.




lunes, 28 de diciembre de 2015

Una escena macabra del belén: la matanza de los inocentes

Hoy, que es el día de los Santos Inocentes, me gustaría traer a colación un curioso, o mucho más que curioso, grupo de figuras que a mí al menos me impresionó muchísimo la primera vez que lo vi en el Museo de Bellas Artes de San Fernando. El grupo de figuras escenifica el tema de la degollación de los Inocentes por los soldados del rey Herodes, tal y como se cuenta en Mateo 2, 16. En la historia el malvado rey Herodes, alertado por los magos de que había nacido un nuevo rey en Belén, concibe la idea de matar a todos los niños nacidos en el período indicado por los magos para así eliminar posibles competidores. 

Esta obra fue realizada por el imaginero nacido en Polop de la Marina, Josep Ginés Marín, quien realizó este grupo escultórico para el famoso belén del príncipe, el belén que Carlos III encargó como regalo para su hijo, el futuro Carlos IV, y que constituye el núcleo del belén que hasta hoy sigue exponiéndose en el palacio de Oriente cada Navidad. Las figuras de Josep Ginés son impresionantes, tanto más porque su tamaño es más bien grande y el autor domina todos los recursos del arte barroco en cuanto a la gestualidad de las figuras, una impactante maravilla para el rincón más macabro del belén donde se dan de la mano la belleza y el horror.

No puedo omitir tampoco, ya que hablamos de belenes, el otro juego de figuras de la misma temática que puede verse en museos españoles: el que hiciera Francisco Salzillo para el belén que le encargó el noble murciano Don Jesualdo Riquelme y Fontes años arriba, años abajo del belén del príncipe, en el que parece que el escultor murciano también colaboró. Este belén puede verse en la actualidad en el Museo Salzillo de Murcia y sus figuras son de una delicadeza tan extraordinarias que no desmerecen en absoluto de sus obras mayores.
 



 Josep Ginés Marín. La matanza de los Inocentes. ca 1790. Museo de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.





Josep Ginés Marín. La matanza de los Inocentes. ca 1790. Museo de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.





Josep Ginés Marín. La matanza de los Inocentes. ca 1790. Museo de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.





Josep Ginés Marín. La matanza de los Inocentes. ca 1790. Museo de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.





Josep Ginés Marín. La matanza de los Inocentes. ca 1790. Museo de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.





 Josep Ginés Marín. La matanza de los Inocentes. ca 1790. Museo de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.





 Francisco Salzillo. La matanza de los Inocentes. 1776-1786. Museo Salzillo, Murcia





  Francisco Salzillo. La matanza de los Inocentes. 1776-1786. Museo Salzillo, Murcia





  Francisco Salzillo. La matanza de los Inocentes. 1776-1786. Museo Salzillo, Murcia





 Francisco Salzillo. La matanza de los Inocentes. 1776-1786. Museo Salzillo, Murcia





  Francisco Salzillo. La matanza de los Inocentes. 1776-1786. Museo Salzillo, Murcia





 Francisco Salzillo. La matanza de los Inocentes. 1776-1786. Museo Salzillo, Murcia



Para saber más sobre Josep Ginés Marínhttp://www.enciclopedia.cat/EC-GEC-0030035.xml
Para saber más sobre Francisco Salzillo: http://www.museosalzillo.es/biografia/biografia/

sábado, 26 de diciembre de 2015

Adoración de los pastores


"Y había unos pastores en aquella misma comarca, que pernoctaban al raso y velaban por turno para guardar su ganado, y un ángel del Señor se presentó ante ellos y la gloria del Señor los envolvió en sus fulgores, y se atemorizaron con gran temor. Y les dijo el ángel: No temáis, pues he aquí que os traigo una buena nueva, que será de grande alegría para todo el pueblo: que os ha nacido hoy en la ciudad de David un Salvador que es el Mesías, el Señor. Y esto os servirá de señal: hallaréis al niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre. Y de improviso se juntó con el ángel gran muchedumbre del ejército celestial, que alababan a Dios y decían: Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres de buena voluntad.

Y acaeció que, al partirse de ellos los ángeles del cielo, los pastores se decían unos a otros: Ea, pasemos hasta Belén, y veamos este acontecimiento que el Señor nos manifestó. Y se vinieron a toda prisa, y hallaron a María y a José, y al niño recostado en el pesebre. Y habiéndole visto, dieron a conocer la declaración que se les había hecho acerca de ese niño. Y todos los que lo oyeron se maravillaban de las cosas que les habían dicho los pastores"
Evangelio de Lucas, II, 8-18.



Rembrandt. Adoración de los pastores, 1646. National Gallery, Londres.





Georges de la Tour. Adoración de los pastores, ca. 1644. Musée de Louvre, Paris.





Anónimo napolitano S. XVII. Adoración de los pastores. National Gallery, Londres.





Bartolomé Esteban Murillo. Adoración de los pastores, 1646-1650. Museo de l'Hermitage, San Petersburgo.





Fray Juan Bautista Maíno. Adoración de los pastores, 1612-1614. Museo Nacional del Prado, Madrid.





Jacopo Tintoretto. Adoración de los pastores, 1578-1581. Scuola Grande di San Rocco, Venecia.





Giorgione. Adoración de los pastores (Natividad de Allendale), 1505-1510. National Gallery of Art, Washington D. C.


jueves, 24 de diciembre de 2015

NAVIDAD


"Aconteció que por aquellos días emanó un edicto de parte de César Augusto en que ordenaba que se inscribiesen en el censo los habitantes de todo el orbe. Este primer censo se hizo siendo Quirino propretor de la Siria. Y se ponían todos en viaje para inscribirse, cada cual a su ciudad. Subió también José desde la Galilea, de la ciudad de Nazaret, a la Judea, a la ciudad de David que se llamaba Belén, por ser él del linaje y familia de David, para inscribirse en el censo juntamente con María su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que estando ellos allí, se le cumplieron a ella los días del parto, y dio a luz su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, pues no había para ellos lugar en el mesón."
Evangelio de Lucas, II, 1-7.



Piero Della Francesca, Natividad, 1460-1484. National Gallery, Londres.



 

lunes, 21 de diciembre de 2015

Santiago Calatrava, un hombre del renacimiento


Santiago Calatrava Valls (Benimàmet, Valencia 1951) es un genio de la arquitectura, juega en una liga donde se codea, y compite, con nombres como Sir Norman Foster, Frank Gehry, Richard Meyer, Herzog & De Meuron, Zaha Hadid, Tadao Ando y otras exclusivas divinidades del panteón arquitectónico mundial, esto no hace falta que lo diga yo, lo sabe todo el mundo. Calatrava además es un creador con una formación artística y técnica enciclopédicas: cursó Bellas Artes y se graduó como escultor, luego se pasó a la carrera de Arquitectura en el politécnico de Valencia y finalmente amplió su formación estudiando ingeniería civil en Zurich, de modo que aúna en su persona la visión estética del artista con la dura, y sólida, formación del ingeniero. En ese sentido se me aparece como un Leonardo da Vinci de nuestro tiempo, sólo que de Benimàmet, que está aquí al lado. Quizás por eso, por aquello de que nadie es profeta en su tierra, los españoles hoy nos fijamos más en los aspectos polémicos de su obra (los sobrecostes que han solido tener sus proyectos, los fallos que alguna vez han trascendido, los juicios) y en cambio minimizamos el hecho de que estamos conviviendo, aquí, en nuestro país, con uno de esos genios cuya obra saldrá en los manuales de Historia del Arte en los siglos venideros y como que no le damos importancia. Por eso, por esa indignación que me provoca esa mediocridad española que se duele de reconocerle el mérito a un paisano, me gustaría hoy, pese a mi total ignorancia de la arquitectura, rendir un pequeño homenaje a este gran artista español que, a mí al menos, me provoca mucho orgullo como español y como valenciano. He querido hacer esta entrada como un pequeño recorrido a través de cinco de sus obras más características, o al menos cinco de las que a mí más me gustan de ya su larguísimo catálogo.





1. Museo de las Ciencias Príncipe Felipe. 2000. Valencia, España.

Este edificio está concebido como una gran fachada de cristal plegada en su fachada Norte y una fachada Sur sujetada por toda una serie de arbotantes y contrafuertes que nos recuerdan a una catedral gótica, en un juego de compleja geometría. La obra está configurada a partir un sistema de plataformas suspendidas de una estructura compuesta por cinco grandes árboles de hormigón cuyas ramificaciones sujetan la cubierta y vertebran el espacio total. El aspecto es el de un costillar de alguna especie de inmenso dinosaurio, o de la compleja raspa de un gran pez. El interior, con una circulación del espacio fluida y una iluminación inmejorable, crea multitud de espacios singulares. A este edifico en particular le tengo un gran cariño porque lo he visto crecer en mis años valencianos.



















2. Turning Torso. 2005. Malmö, Suecia.

La idea surgió de una escultura del mismo nombre del propio Calatrava que el futuro dueño del edificio, John Örback, había visto en fotografía, le gustó y sugirió al arquitecto convertir esta escultura en una torre. El edificio es uno de los más altos de Europa y el único edificio en torsión hasta el momento. La torre se compone de 147 departamentos agrupados en nueve bloques cúbicos, estos cubos (en realidad son pentágonos) van girando sobre sí mismos, hasta completar los 90º y, para hacer más dramático el efecto, la propia fachada está curvada respecto a la vertical, acentuando la impresión visual de torsión. La estructura está anclada a un núcleo circular central que actúa a modo de columna vertebral y que distribuye las circulaciones verticales y está además reforzada exteriormente por una estructura de vigas de forma helicoidal que contrarrestan el empuje de los vientos y rigidizan la estructura total, a modo de un exoesqueleto. Esta obra ha sido galardonada con el "10 Year Award" concedido por el Council on Tall Building and Urban Habitat  con sede en el Instituto Tecnológico de Illinois.




















3. Estación Liège-Guillemins. 2009. Lieja, Bélgica.

Esta estación, que ha convertido a Lieja en el nudo ferroviario más importante del Este de Bélgica, incorporándola a la red de la alta velocidad europea, está concebida como una cubierta transparente de acero y cristal que armoniza su curvatura con la de las colinas cercanas y que cubre como la tela de una gigantesca jaima, pero al mismo tiempo no supone una barrera (de hecho no tiene fachadas propiamente) ya que la cubierta se abre al entorno dando una sensación de accesibilidad y de integración total. La estación es como un gran invernadero abierto, donde la luz penetra en el espacio cubierto de los andenes mientras la estructura de acero crea un dibujo tramado de líneas entrecruzadas. El autor recibió por esta obra el Golden Belgian Building del gobierno de Bélgica.
















4. Bodegas Ysios. 2001. Laguardia, Álava, España.

Las bodegas fueron concebidas como uno de los edificios más vanguardistas en su género. Están planeadas como un gran espacio rectangular sujetado por dos muros de carga con trazado curvo en planta como en alzado, de modo que la ondulación del muro anterior y el posterior están desfasadas, esto es lo que crea la sensación de movimiento de las cubiertas, unidas por simples vigas rectas que cubren una luz de unos 30 metros. El edificio se utiliza tanto como bodega como para la visita turística y edificio de representación. Lo singular de este edificio es su bella armonía con el paisaje circundante, el juego ondulado de las techumbres rima con las montañas cercanas y su marcada horizontalidad lo integra en el terreno.



















5. Puente de la Mujer. 2001. Buenos Aires, Argentina.

El proyecto fue encargado por el empresario Alberto González quien presentó la idea y donó la obra a la ciudad de Buenos Aires. El puente es una pasarela peatonal que une los dos lados del dique de Puerto Madero y que tiene la singularidad de que consta de una parte central, la que está atirantada, que es móvil, gira sobre un pivote central troncocónico y en pocos minutos deja paso a los barcos. El diseño, de una ligereza y sencillez extraordinarias, tiene similitudes con otros dos puentes muy conocidos de este arquitecto, el del Alamillo en Sevilla, que une la isla de la Cartuja con la ciudad y el puente Samuel Beckett de Dublín.