martes, 7 de junio de 2016

Fabienne Verdier

La nasa sirve para coger peces; cogido el pez, olvídate de la nasa. La trampa sirve para cazar conejos; cazado el conejo, olvídate de la trampa. La palabra sirve para expresar la idea; comprendida la idea, olvídate de la palabra. ¿Cómo podría yo encontrar un hombre que haya olvidado las palabras, para poder hablar con él?

Zhuang Zi. Libro XXVI Las cosas exteriores.













































Zhuping Man fue a aprender de Zhili Yi el arte de matar dragones. Pagó por ello mil monedas, toda su hacienda. Al cabo de tres años ya era un maestro en aquel arte, mas no halló manera de mostrar sus habilidades. 

Zhuang Zi. Libro XXXII Lie Yukou.








































El equilibrio es la norma suprema del mundo. Aplicable también a todos los seres corpóreos. Si un cabello está equilibrado y colgamos de él un cuerpo pesado, el equilibrio se mantendrá. Si el cabello se rompe es que no estaba equilibrado. Si está equilibrado ningún peso lo romperá. Los hombres piensan que esto no es natural, pero algunos saben que sí lo es.

Lie Zi. Tang Wen.


































Cuando el ojo está a punto de perder la visión,
llega a ver el pelo más diminuto.
Cuando el oído está cerca de la sordera,
se oye el vuelo de un pequeño mosquito.
Cuando la boca está a punto de perder el gusto,
se llega a distinguir las aguas de Zhi y de Sheng.
Cuando la nariz está a punto de perder el olfato, 
se llega a percibir el olor de la leña quemada.
Cuando el cuerpo está a punto de anquilosarse, 
alcanza una extremada agilidad.
Cuando la mente está a punto de extraviarse, 
llega el conocimiento del ser y del no ser.
Por eso sólo cuando una cosa llega a su límite,
puede conocer el retorno.


Lie Zi. Zhong Ni



























Fabienne Verdier (Paris 1962) es autora de una obra que me parece que está más allá de las palabras, por ello he preferido yuxtaponer sus pinturas con fragmentos sapienciales clásicos chinos, ya que la influencia del arte caligráfico chino tradicional, fuertemente imbuído de filosofía taoísta, es uno de los ejes que vertebran su arte (desde 1983 permaneció 10 años en Sichuan con el maestro Huang Yuan, experiencia que relata en su libro "Passagère du silence", editado en 2003). Otras influencias más cercanas serán inmediatamente visibles para todo apreciador del arte, como la del expresionismo abstracto americano (Jackson Pollock, pero no sólo).

Tanto en la caligrafía como en el expresionismo abstracto se otorga una extraordinaria importancia al gesto, ese trazo que distingue al maestro y que aporta la dimensión emocional. Artista de ritual y de gesto, merece la pena observar trabajar a Fabienne Verdier y ver el proceso mediante el cual da a luz a su obra, como ella dice: "Lo que pinto fluye de mí como un reflejo de la realidad". Es bello ver sus pinturas, pero es también muy bello ver a la artista creando, para lo cual en su página web nos muestra una serie de videos que son en sí mismos obras de arte. 

Como los comentarios que yo pudiera aportar sin duda no serían de gran interés, les dejo algunos vínculos  mucho más interesantes para profundizar en la obra de esta extraordinaria artista:

La propia web de la artista es el mejor punto de partida: http://fabienneverdier.com/ 





No hay comentarios:

Publicar un comentario