viernes, 8 de julio de 2016

Ésta es la nostalgia


Ésta es la nostalgia: morar en la onda
y no tener patria en el tiempo.
Y éstos son los deseos: quedos diálogos
de las horas cotidianas con la eternidad.

Y eso es la vida. Hasta que de un ayer
suba la hora más solitaria de todas, 
la que sonriendo, distinta a sus hermanas,
guarde silencio en presencia de lo eterno.


                                  Rainer María Rilke, Berlín 1897. 
                                  Traducción Jaime Ferrero Alemparte.







 

3 comentarios:

  1. No se me ocurre mejor comentario que otras sabias palabras de R.M.Rilke, en esa magistral obra:"Es bueno estar solo, pues la soledad es difícil; que algo sea difícil debe ser una razón más para que lo hagamos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha costado llegar a Rilke, de joven me seducían sus versos pero no entendía nada o casi nada. Ahora tampoco estoy siempre seguro de entenderle, pero, como Hölderlin, es un poeta que siempre me gusta releer. Me encanta la frase que me traes de él, y me parece muy justa y muy aplicable, me la voy a aplicar durante un tiempo, de momento me voy a hacer una cura de soledad y de silencio a tierras castellanas...

      ¿Has quedado bien con el reparto? Nosotros no hemos podido repartir por manías de Pilar. El lunes nos volvemos a reunir, esta vez los tres, veremos.

      Eliminar
  2. Gracias por el interés. Como siempre, ha habido sorpresas, y Loli ha optado por el "aurea mediocritas". Ya te contaré. Ninguna definición supera a la que de la paciencia connatural al artista nos proporciona Rilke: Hay que "madurar como el árbol, que no apremia a su savia, y se yergue confiado en las tormentas de primavera, sin miedo a que detrás pudiera no venir el verano". Tengo que reconocer que a mí también me costó entender a este genio, pero ahora me parece uno de los Grandes.

    ResponderEliminar