martes, 27 de diciembre de 2016

La huida a Egipto

"Así que se partieron (los magos), he aquí que un ángel del Señor se aparece en sueños a José, diciéndole: Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto, y estáte allí hasta que yo te diga, porque Herodes va a buscar al niño para acabar con él. Él, levantándose, tomó consigo al niño y a su madre, de noche, y se refugió en Egipto; y estuvo allí hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliese lo dicho por el Señor por boca del profeta: De Egipto llamé a mi hijo"

Mateo, 2, 13-16.



Fra Angelico (1395-1455)




 Joachim Patinir (1480-1524)




 Pieter Brueghel el viejo (1525-1569)




 Domenikos Theotokopoulos, el Greco (1541-1614)




Adam Elsheimer (1578-1610)




 Abraham Bloemaert (1564-1651)




 Aert de Gelder (1645-1727)




Francisco de Zurbarán (1598-1664)




 Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682)




 Adriaen van der Werff (1659-1722)




 Rembrandt Hamenszoon van Rijn (1606-1669)




 Orazio Gentileschi (1563-1639)




 Cornelis van Poelenburgh (1594-1667)




 Joachim Wtewael (1566-1638)




 Claude Lorrain (1600-1682)




 Pierre Patel (1605-1676)




 Carl Spitzbeg (1808-1885)




 Jean-Léon Gérôme (1824-1904)




 José Ferraz de Almeida Junior (1850-1899)




 Henry Ossawa Tanner (1859-1937)




 John Singer Sargent (1856-1925)




Jean-François Millet (1814-1875)




2 comentarios:

  1. Original compendio de la escena bíblica que dará lugar al socorrido tópico del " homo viator", ya que, como tan sabiamente expresó Jorge Manrique " Partimos cuando nacemos/andamos mientras vivimos/ y llegamos/ al tiempo que fenecemos/ así que, cuando morimos/descansamos".
    Me han agradado especialmente los cuadros de: Abraham Bloemaert, por la genial captación de esa luz de tonos amarillentos que dota de tanto realismo a ese rústico hogar; por supuesto, Rembrandt, con su misterioso claroscuro que contribuye a acrecentar la humildad de los personajes ; Claude Lorraine, con ese " locus amoenus" tan apacible que consigue fusionar lo humano y lo espiritual con la presencia de un ángel y, Carl Spitzben me ha sorprendido mucho al presentarnos la escena encuadrada en un escarpado desfiladero que poco cobijo puede ofrecer a esta humilde familia.
    Desde La Vila, te deseo un 2017 rebosante de Salud y Felicidad. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo té deseo, Loli, que tengas un 2017 lleno de alegría y de paz.
      En cuanto al tema de la huida a Egipto es un motivo que siempre me ha encantado porque al estar mencionado en un único Evangelio y solo casi de pasada da lugar a una mayor libertad interpretativa a los artistas gráficos y así cada uno lo recrea a su manera. A mí particularmente me encanta el cuadro de Adam Elsheimer con su cielo estrellado y la vía láctea como guiando el camino.
      Un abrazo desde los madriles.

      Eliminar