miércoles, 14 de diciembre de 2016

Van Valckenborch S. L., una empresa artística familiar

En la familia van Valckenborch se llegan a contar hasta 14 miembros que han ejercido profesiones artísticas, si bien no todos han sido pintores, sino que hubo también orferbres, grabadores, etc. Los miembros más conocidos sin embargo son los cuatro que presentamos aquí, los hemanos Lucas y Marten van Valckenborch y los dos hijos de Marten, Frederik y Gillis. Este fenómeno que hoy nos puede sorprender era sin embargo completamente normal en la sociedad gremial de los Países Bajos, en estos gremios fuertemente reglamentados y más bien cerrados era muy común que los hijos continuaran la profesión de sus padres.

Sabemos que los hermanos Lucas y Marten nacen en Lovaina. El mayor, Marten, se registra en el gremio de pintores de Malinas en 1559 y su hermano menor un año más tarde; en 1564 toda la familia se traslada a Amberes. Un grave acontecimiento les obliga a abandonar la ciudad. En el Sur de los Países Bajos empiezan a producirse movimientos de violencia iconoclasta asociados a la conversión de una parte importante de la población al protestantismo, en Amberes el estallido de este fenómeno, llamado Beeldenstorm, se produce en 1566. Tras estos acontecimientos los hemanos van Valckenborch, que probablemente debían de ser protestantes, tendrán que abandonar la ciudad en búsqueda de lugares más tolerantes y pacíficos, y se encaminan a las ciudades imperiales alemanas, Aquisgrán primero y luego a Frankfurt am Main, donde acabarán instalándose y donde ejercerán los hijos de Marten, Frederik y Gillis. Hasta aquí la parte común de esta saga familiar. Vamos a repasar a continuación brevemente la vida de cada uno de sus miembros en particular.



LUCAS VAN VALCKENBORCH (Lovaina 1535 - Frankfurt am Main 1597)

El hermano mayor de los Valckenborch es el más conocido y el más versátil, también el más viajero y cosmopolita. En sus años formativos en Malinas conoce a importantes pintores como Pieter Brueghel por el que se verá muy influenciado, así se destaca en un género de paisaje con personajes un poco a la manera de Brueghel, si bien hay que reconocer a nuestro pintor que lo imita pero sin servilismo. Más tarde irá profundizando en el estudio del paisaje en sí mismo, produciendo algunas obras notables y bellas de paisajes boscosos o roquedos. Otro género que cultivará con éxito es una obra costumbrista de mujeres en el mercado y animadas escenas urbanas y, a raíz de su entrada al servicio del Archiduque Matías de Habsburgo, el futuro emperador, como pintor de cámara, pintará un buena cantidad de bonitos retratos.



Lucas van Valckenborch. Retrato del emperador Matías, 1580.



Lucas van Valckenborch. Paisaje del Mosa con minas y fundiciones.



Lucas van Valckenborch. El invierno, 1595.



Lucas van Valckenborch. Paisaje de otoño (septiembre).



Lucas van Valckenborch. Paisaje de primavera (mayo).





MARTEN VAN VALCKENBORCH (Lovaina 1535 - Frankfurt am Main 1612)

Como su hermano Lucas abandona Amberes tras los sucesos del Beeldenstorm y se instala en Aquisgrán, ciudad de la que obtiene la ciudadanía en 1573, sin embargo unos años más tarde vuelve a Amberes, residencia que no abandonará hasta la caída de la ciudad en manos del ejército español al mando de Alejandro Farnesio en 1585. Huye a Frankfurt am Main y allí se registra como ciudadano al año siguiente. En esta ciudad instala finalmente el taller familiar y criará a sus hijos y allí se reunirán con él sus hermanos Lucas, tras su estancia en Austria, y Geraard, también pintor. Cultiva el género paisajístico, así como una cierta cantidad de obras alegóricas, como el tema de la torre de Babel, y asuntos religiosos. Las pinturas que he traido a esta entrada pertenecen a una serie, probablemente pintada por encargo, que constituye un calendario con los doce meses del año, donde cada mes está representado por un episodio de los Evangelios.

 
Marten van Valckenborch. La adoración de los Magos (enero).



 Marten van Valckenborch. Parábola del Buen Pastor (junio).



Marten van Valckenborch. Cristo defiende el aventado de las espigas en sábado (agosto).



Marten van Valckenborch. Parábola del sembrador (septiembre).



Marten van Valckenborch. Parábola del hijo pródigo (noviembre).





GILLIS VAN VALCKENBORCH (Amberes 1570 - Frankfurt am Main 1622)


Gillis se forma con su padre y su hermano mayor, Frederik, aunque se alejará progresivamente de la pintura de paisajes. Se supone que los dos hermanos hicieron juntos un viaje a Italia, lo que puede colegirse por las influencias manieristas italianizantes en su obra, si bien no hay documentación de este viaje. Contrae matrimonio con la hija de un conocido pintor y su hijo, también Gillis, será pintor a su vez. Tuvo algunas dificultades para obtener la ciudadanía de Frankfurt, porque se sospechaba que era luterano y debió someterse a un examen teológico. Se especializará en obras con gran cantidad de figuras, de temáticas alegóricas relacionadas con la mitología grecorromana, como la guerra de Troya, o con episodios bíblicos y su estilo camina ya hacia la agitación y dinamismo del barroco.


Gillis van Valckenborch. Fuego en una aldea



Gillis van Valckenborch. Fuego en una aldea



Gillis van Valckenborch. Masacre de los inocentes.



Gillis van Valckenborch. Banquete de los dioses



Gillis van Valckenborch. La caída de Troya





FREDERIK VAN VALCKENBORCH (Amberes 1560 - Nüremberg 1623)

Frederik aprende la pintura de su padre inicialmente, si bien junto con su hermano viaja a Italia entre 1590-92. Se casa en 1597 y al año siguiente tiene dos gemelos que seguirán en la profesión paterna, Frederik y Wilhelm, el resto de sus hijos no parece haber compartido la vocación artística familiar. Vive en Frankfurt hasta 1602 en que se traslada a Nüremberg. Allí recibe el encargo del Archiduque Maximiliano de copiar la Asunción de la Virgen de Durero y allí se hará un nombre entre los artistas alemanes. Se especializará en lo que se ha llamado el paisaje manierista, género en el que muestra influencias de Gillis van Coninxloo, un tipo de paisaje con una fuerte dosis de idealización y un aspecto exótico y misterioso obtenido mediante fuertes contrastes lumínicos y perspectivas más o menos trucadas, un arte muy decorativo que estuvo muy de moda en un cierto momento.


Frederik van Valckenborch. La caída de Troya



Gillis van Valckenborch. Naufragio frente a una costa con Eneas.



Gillis van Valckenborch. Paisaje de bosque ribereño.



Gillis van Valckenborch. Paiseaje de montañas boscosas con varios puentes.



Gillis van Valckenborch. Paisaje de montaña con dos molinos de agua, 1612.




No hay comentarios:

Publicar un comentario