jueves, 13 de abril de 2017

La oración en el huerto


"Y saliendo de allí, se dirigió, según costumbre, al monte de los Olivos; y le siguieron también los discípulos. Y en llegando al lugar, díjoles: Orad, para que no entréis en tentación.
Y él, arrancándose de ellos, se apartó a la distancia como de un tiro de piedra, y, puesto de rodillas, oraba diciendo: Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; mas no se haga mi voluntad, sino la tuya. Y se le apareció un ángel venido del cielo, que le confortaba. Y entrando en agonía, oraba más intensamente. Y se hizo su sudor como grumos de sangre que caían hasta el suelo."

                                                                                Evangelio de Lucas 22, 39-44.



Carl Heinrich Bloch. Jesús en el huerto de Getsemaní, 1880. Brigham Young University Museum of Art, Provo, Utah, USA



No hay comentarios:

Publicar un comentario